Blogia
aulas

LA OPERACIONALIZACION DE LOS CONCEPTOS EN CIENCIAS SOCIALES

 

La construcción del objeto de investigación: el “problema” en la investigación cualitativa

 

En el comienzo de la ciencia, están los problemas.  En el comienzo de las Ciencias Sociales están los problemas sociales.  Antes que el problema debe existir un tema. Cuando el investigador posee experiencia se plantea el problema directamente, ya que esta experimentado en el tema. El tema es uno de los grandes ámbitos de la realidad social, como pueden ser:

Pobreza y miseria.
Inmigración y género.
Huelgas.
Violencia familiar.
Situación del sindicalismo.

Este primer corte de la realidad es imprescindible.

La realidad es tan amplia que el proceso de investigación se encarga de reducir el ámbito donde nos vamos a mover. En un principio de la investigación el tema puede ser el que nos guste, ya que toda la realidad social puede ser objeto de investigación. Solo se puede estudiar un tema y no más de dos a la vez ya que sería muy lioso llevar a cabo dos investigaciones. También un tema puede ser muy amplio por lo que se reduce a través de los problemas, que es un aspecto de ese tema.  

Sabemos además, que un “problema” no es siempre una sola realidad simple y precisa, sino que en realidad es una “situación problemática”, es decir, un conjunto de factores y condicionantes que se sitúan en la causa del asunto, que intervienen en su desarrollo real, concreto, objetivo.  Esta construcción de la realidad reducida a un problema es el punto de partida teórico y metodológico para emprender una investigación.  En realidad, desde el punto de vista metodológico, el problema se convierte en un “constructo”.

La ciencia estudia la realidad a través de sus problemas, es decir, lo que hace el investigador es problematizar la realidad, para estudiar en ella el aspecto en el que desea focalizarse: su objeto de investigación.

Ahora, ¿cómo pasamos de un problema a un objeto de investigación?

Debemos delimitar el problema; para llegar a un objeto de investigación debemos:

a) Establecer los límites conceptuales del problema.  Las definiciones que hemos construido previamente, nos sirven para fijar las fronteras conceptuales dentro de las cuales vamos a trabajar investigando.
b) Delimitar el problema desde el punto de vista temporal.  Respondemos a la pregunta ¿cuándo sucedió el hecho o los hechos? ¿desde cuándo se origina el problema?  ¿dentro de qué rango de tiempo vamos a investigar el problema en cuestión? ¿disponemos de información empírica o de fuentes suficientes para investigar dentro de ese rango de tiempo?
c) Delimitar el problema desde el punto de vista espacial o social. Las preguntas más pertinentes que debemos formularnos aquí son, entre otras: ¿quiénes son los individuos y/o grupos afectados por el problema? ¿cuál es la percepción de gravedad o de urgencia que existe del problema? ¿el problema ha tenido resonancia en los medios de comunicación social?

 

Sujeto y objeto de la investigación

 

El sujeto de la investigación es siempre el científico, el investigador, el profesional que emprende una investigación.

El objeto de la investigación, por su parte, es el tópico o aspecto de la realidad que desea investigar.  No importa si el objeto de investigación sean ciertos individuos, un grupo de personas o una institución,  el objeto de la investigación siempre será distinto y diferenciable respecto del sujeto que investiga.

Ahora bien, a medida que el investigador se involucra en su objeto de investigación, comienza a formarse ideas preconcebidas, comienzan a aparecer ciertos condicionamientos que lo asocian no solamente con el fin último del proceso investigativo, sino también con los medios y las técnicas de la investigación y, sobre todo, con los individuos que son precisamente objeto de la investigación.

Entre el objeto y el sujeto de la investigación tiende a aparecer una relación sutil y compleja de intercambio y de conocimiento, que pudiendo servir a la profundización del proceso de búsqueda, puede comprometer el fin último perseguido: el conocimiento. 

Para ello resulta pertinente la idea de “ruptura epistemológica”.

¿Cuáles son las exigencias fundamentales de la “ruptura epistemológica”?

a) que el compromiso básico e inalterable del investigador sea con la ciencia y con el conocimiento científico, más allá de sus preferencias individuales;
b) que el investigador siempre distinga al interior de la experiencia investigativa, al objeto de su investigación, de las preferencias y sentimientos que le surgen respecto del objeto de éste;
c) que en el proceso investigativo, no introduzca un sesgo personal o subjetivo que distorsione las herramientas metodológicas o el análisis de los resultados de aquel, para favorecer o desfavorecer a los individuos objeto de su investigación.

Las  ciencias sociales modernas han elaborado para este tópico, la noción de “ruptura epistemológica”: la distancia que debe existir siempre entre el sujeto investigador y el objeto investigado, de manera que el primero sepa mantener en todo momento y en toda circunstancia, la máxima objetividad posible para no comprometer el resultado final: el conocimiento científico que se busca.   Disciplinas sociales como la Psicología deben atender particularmente a las exigencias de la “ruptura epistemológica”

Ejemplo de Popper:

- Contexto del descubrimiento. Momento en el que yo decido que investigar y él porque (que quiero investigar).
- Contexto de justificación.  Momento en el que tengo que encontrar los datos y analizarlos.

Hay que tener en cuenta que los motivos por los que yo investigo cierta cosa pueden ser cualquiera. Muchos mantienen que el investigador tiene que ser desinteresado, pero esto no es así, ya que el investigador tiene que estas interesado, porque todos poseemos interés, valores, prejuicios, etc. La elección del tema y del problema debe ir ligado con los valores de cada uno. No hay que ser indiferente, ya que siempre van a estar en juego nuestros valores. Popper mantenía que el científico libre de valores no existía, ya que el porque de la investigación lo va a responder el científico.

Ahora bien, para pasar de un tema a un problema, tiene que ser una situación precisa que involucra a un número determinado de individuos.  Se trata entonces de delimitar el tema, en virtud de sus principales características o rasgos.  Por ejemplo, “la pobreza urbana en la ciudad de Punta Arenas, entre 1995 y 2000.”

 

Estructura de pertinencia

 

Cuando se hace ciencia inconscientemente se cambia de perspectiva, pero en la ciencia hay que ser riguroso. La estructura de pertinencia es un conjunto de normas de actuación apropiadas para cada situación.

La actividad científica posee sus propias normas, por lo que cuando se hace ciencia se aprende a actuar de formas distintas, pero siendo las mismas personas.

Cómo se plantea un tema como problema

Un tema pasa a ser un problema cuando se plantean interrogantes, es decir, cuando una situación o hecho reviste características tales que originan dudas, interrogantes. Por ejemplo, una huelga, un conflicto laboral, la cesantía, serían hechos, temas, tópicos, pero se convierten en problema –para el investigador en Ciencias Sociales- cuando en torno a este hecho, nos planteamos interrogantes.
Para ello recurrimos a dos enfoques: cualitativo o cuantitativo.

Un enfoque cualitativo del problema sería preguntarse: cómo puede afectar la vida familiar, una huelga de larga duración; cómo puede afectar a la producción de una empresa, un paro total de larga duración.
En cambio, un enfoque cuantitativo del problema se preguntaría, por ejemplo: porqué hay más huelgas entre los hombres que entre las trabajadoras mujeres; o  cuál es el grado de sindicalización de los hombres y mujeres.

El problema es una cuestión concreta sobre un tema. Esta cuestión nace del contrastar lo que se piensa de la realidad y la realidad.   Hay que preguntarse si esta cuestión que me planteo no posee respuestas o si las hay y están en otra investigación, y si me sirven para mi investigación. Esto nos va a servir para saber si seguir adelante con la investigación y en el caso de seguir nos sirve para formular mejor nuestro problema o matizarlo.   Pero antes de continuar con el análisis del problema, debemos definirlo, debemos definir los conceptos con los cuales vamos a trabajar en Ciencias Sociales.

 

Definición de los conceptos

 

La ciencia trabaja con conceptos, es decir, con categorías de análisis que permiten describir y comprender un aspecto de la realidad.

El edificio de las Ciencias Sociales se construye como una edificación de ladrillos, y los ladrillos son los conceptos.  Las definiciones conceptuales definen los términos o una variable mediante otros conceptos.  Estas definiciones, que son aquellas herramientas básicas con las que construimos nuestro objeto de investigación,  describen la esencia o las características reales de un objeto o fenómeno.  ( )

En particular, son útiles las definiciones operacionales, que constituyen el conjunto de procedimientos que describen las actividades que un observador debe realizar  para medir una variable.

Hay que clarificar bien las palabras que utilizamos, ya que estas no son objetivas, son construcciones sociales. Al ser construcciones sociales poseen funciones, como la función comunicativa, pero cumplen más funciones:

 Comunicar.
 Valorar la realidad.
 Ordenar la percepción: Si tu percepción está ordenada, sí que puede haber comunicación. Ordenar la percepción en la practica es lo que hacemos con la realidad social, ordenarla.

Desde el punto de vista de las Ciencias Sociales, la realidad se ordena con conceptos, palabras, por eso vemos la realidad a través de conceptos.  Definir quiere decir adjudicar a un significado un concepto y existen dos formas de definir:

Definiciones Reales: son definiciones normalizadas, de diccionario. Son definiciones sostenidas por muchos años de uso o por ser acuñadas por expertos, por eso es muy difícil encontrarlas en la realidad. Son tan cerradas que al final no se encuentran por el mundo. Como ventajas tiene que estas definiciones son acuñadas por otros autores. Son útiles para la acción científica, pero a veces la realidad no cabe en la definición.

Definiciones Nominales: Son definiciones específicas, también se las suele llamar definiciones “ad hoc”, hechos al momento. Son definiciones que sirven para la practica, para que la gente sepa que se está hablando. Como ventaja se puede acomodar la realidad a la definición, pero la desventaja es que cualquier culpa caería en el quien hace la definición.

Si utilizamos una o otra definición tendremos que proponer como se puede observar el fenómeno a analizar. El cómo se obtiene en la practica una definición operacional es enseñar que tiene que hacer un investigador para que analice lo mismo que se está investigando.

Para poder investigar debemos tener un problema, pero para tratar un problema tenemos que abordarlo. Para resolver los problemas de investigación tenemos que proponer como posibilidad una vía de escape, otra solución. Cuando planteamos un proyecto, también debemos plantear una posible respuesta, llamada hipótesis, que es una respuesta probable al problema que se investiga.

 

La hipótesis de la investigación

 

El tener un problema de investigación significa poseer una hipótesis. Existe la llamada hipótesis guía o hipótesis de trabajo, que es aquella toma de decisión metodológica que responde a la pregunta de por donde vamos a empezar el problema.

Las hipótesis son proposiciones tentativas acerca de las relaciones existentes entre dos o más variables, y se apoyan en conocimientos organizados y sistematizados.  Las hipótesis contienen variables y éstas son propiedades cuya variación puede ser medida.  Las hipótesis surgen normalmente del planteamiento del problema y la revisión de la literatura disponible sobre el tema, así como de algunas teorías existentes.

Las hipótesis deben referirse a una situación real, y las variables contenidas en ella deben ser precisas, concretas y poder observarse en la realidad.  A su vez, la relación entre las variables debe ser clara,  verosímil y medible.

La hipótesis tiene como función básica servir de acceso, de guía a lo que vamos a investigar. Por lo que la hipótesis es una respuesta probable y provisional que damos al comienzo de la investigación. Va a ser el marco de la investigación. La hipótesis es el problema unido a la respuesta en una frase con sentido.

Se hacen mejores hipótesis cuando tenemos un mayor conocimiento del tema. Todos los términos de una hipótesis tienen que tener una preferencia empírica, todos los términos tienen que ser contra restados por la realidad.

 

Las variables de la investigación

 

Toda la realidad social es una realidad compuesta por variables. Una variable es un hecho social (el paro, la violencia, la religión, etc.) que cambia de valor. Un hecho que es constante no sirve para explicar nada. Cuando hablamos de valor no nos referimos solo a valores numéricos, sino también palabras, conceptos, etc. La religión es una variable, es un hecho social, que cambia de valor (hay católicos, ateos, budistas, etc.). Podemos investigar también dos hechos sociales: problema – respuesta y su relación. Puede ser que el cambio de valor en uno afecte al otro.

Hay dos variables con distintos valores relacionados entre sí: cuanto más se desayuna, más nota se saca o por el contrario cuanto menos se desayuna, menos nota se saca.  Lo que se intenta es explicar los cambios de valor que se producen en una variable que llamamos problema y los cambios de valor en otra variable, que sería la respuesta. Entre las dos obtenemos la hipótesis. Pretendemos modificar las variables de cambio para resolver el problema. Buscamos relación problema – respuesta para poder actuar sobre el problema.

Tipos de variables

Las variables, aunque distintas entre si se relacionan, por lo que la investigación se complica. En cada variable se hacen cosas distintas:

Variables Nominales: Son aquellos hechos sociales que clasifican a los individuos, es decir si eres de la misma o distinta clase. Sirven para poner variables de igualdad o desigualdad. Como ejemplo tenemos el sexo (eres de diferente o igual sexo), nacionalidad, ideología política, etc. A los distintos valores que puede adoptar una variable se le va a llamar categorías.

Variable Ordinales: Son aquellas que clasifican (relación de igualdad o desigualdad), pero que además sirven para ordenar (jerarquizar). Estas variables permiten hablar de “mayor que...” o “menor que...”.

Lo que hacen estas variables es establecer relaciones de equivalencia y de orden. Las variables no tienen por que tener siempre categorías. Las categorías son construcciones y según lo que se investiga se pueden categorizar de forma distinta una variable. Por ejemplo la categoría religión se puede dividir en subcategorias (herramienta con la que queremos coger la investigación).

Hay tres condiciones que debe presentar una categoría:

Si son una clasificación quiere decir que se construye a partir de un principio de clasificación, se clasifica la realidad a partir de una norma. Como ejemplo si clasificamos a la gente por si son pertardos o no. Mala clasificación:

Variable: clase social.
Categorías: alta, baja, media alta, media baja, proletario, explotador, etc.

Solo debemos tener en mente un principio de categorización.

La categorización debe cumplir el principio mutuo de exclusión. Deben ser excluyentes entre sí. Una categoría es una especie de estantería, lo que metemos en una categoría no podemos ponerlo en otra. Tenemos como ejemplo el expuesto anteriormente, en donde a un obrero solo se le podría meter en una categoría. El ejemplo más típico es cuando al categorizar por edades lo hacemos en intervalos: 15-20/ 20-25/ 25-30. Y al que tiene 20 años donde le metemos en el 15-20 o 20-25.

El principio de exhaustividad, en donde las categorías deben de ser exhaustivas, debe entrar en ellas toda la realidad que se quiere analizar. Como ejemplo esta el del pelo, toda la gente con debe poder entrar, pero muchas veces se utiliza lo llamado “otros”.

Variables de intervalo: Además de clasificar y ordenar se pueden hacer operaciones aritméticas. Hallar el %. En estas variables las categorías son expresadas a través de números. Como ejemplo: la temperatura, accidentes de tráfico, etc. Se crean a traves de escalas, las cuales también pueden ser palabras, a parte de números. Estas variables se construyen con categorías o con números (numero de sindicatos, de horas perdidas, etc.).
1. Variables de Razón: Son variables de intervalo, pero que tienen un valor 0, absoluto. No todas las variables expresadas con números son 0 absoluto, 0 grados sí que es un valor, pero 0 años no existe.

Relaciones entre las variables.

1. Relación Básica: Aquí la variable influye sobre la otra. Los cambios de valor de una variable se explican por los cambios de valor de la otra variable.
La variable cuyos cambios de valor queremos explicar se llama variable dependiente.  La variable que pensamos que puede explicar los cambios de la dependiente  se llama variable dependiente.

Las variables, exceptuando 3, no son en si mismas dependientes o independientes, sino que son dependientes o independientes según lo que estamos investigando. Hay tres variables que solo pueden ser independientes:
- Sexo
- Edad
- Etnia               

Atributos variables, los cambios en la edad pueden  explicar cambios en la ideología, pero los cambios en la ideología no      pueden explicar los cambios en la edad.

Por ejemplo:
Variable intención de voto: a quien se va a votar en las próximas elecciones.
Intención de voto: dependiente (problema: que influye en la intención de voto).
Situación económica del país: independiente.
I (situación económica)                             D (intención de voto)
2. Relación Asimétrica: Una variable influye sobre la otra, pero la otra no influye sobre la variable principal, una no es causa de la otra. A veces hay relación entre variables que parecen asimétricas, pero que no lo son. Se las llama relaciones puramente estadísticas (relaciones aparentes), puede haber una relación que queremos seguir y que luego no ocurre nada, cuando se hacen encuestas suele ocurrir.

Variables intervinientes.

Sirven para detectar relaciones puramente aparentes y para mejorar las investigaciones, aunque siempre hay rupturas entre las variables.  Las variables intervinientes son aquellas que se pueden relacionar tanto con la variable independiente como con la dependiente.

 

Los indicadores

 

En las Ciencias Sociales se trabajan con realidades que en la mayor parte de los casos no son directamente observables, las variables con las que se trabajan casi nunca son observables. En ciencia se dice que se debe investigar aquello que posee naturaleza empírica, pero sí que se puede realizar la observación a través de indicadores. Los indicadores hacen referencia a las variables con sus categorías. La variable por excelencia que no necesita indicador es el sexo.

Los indicadores son una realidad directamente observable, a través de los cuales podemos analizar un hecho que no es observable. Hay que tener en cuenta que hay que construir los indicadores, pero estos deben responder a nuestras necesidades de investigación.

Los indicadores pueden ser:
 Hechos
 Preguntas
Ejemplo:

Variable: fumar
Categorías: Sí / no
Indicadores de fumar: ¿fumas?, ¿Qué fumas?, ¿Cuánto fumas? .

En muchos casos los indicadores son preguntas, aunque también se puede indicar a través de un hecho. Las variables necesitan de indicadores, ya que sino indicamos lo que entendemos (indicadores para cada categoría) puede suceder que 3 personas que investigan lo mismo les salgan conclusiones diferentes porque cada uno posee indicadores distintos. Los indicadores son importantes para saber lo que observamos.

Qué, quién, cómo.

Estas cuestiones están relacionadas. Según que problema nos planteemos nos estamos estableciendo hacia un determinado tipo de informante y a un determinado tipo de técnica.
Selección (informante):
- Cualitativas (entrevista): Todo el mundo da significados que componen la realidad. MÁS SIGNIFICATIVOS (elección), no interesa generalizar, no interesa profundizar.
- Cuantitativa: (investigación colectivo general: encuesta). Lo más importante es el aspecto objetivo de la realidad. Forma de selección técnica es el MUESTREO.
Un hecho por si mismo no completa la realidad social, ya que la realidad social está compuesta por significados. Un hecho puede ser realizado por muchas personas y ser el mismo hecho, pero el significado que hacen los “actores” puede ser diferente.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Paulina -

Gracias!!!!!!!!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres